Con los cambios de temperatura y las continuadas lluvias, pueden producirse goteras o humedades en los tejados. Por eso es imprescindible conocer una buena empresa que realice impermeabilizaciones en Madrid para que nos asesore.

Y es que nos resulta esencial que nuestro hogar esté bien protegido con la ayuda de una empresa de impermeabilizaciones en Madrid que nos dé garantía y calidad en sus trabajos.

Aunque hay muchas formas de evitar que nuestros tejados sufran por las precipitaciones y las bajadas de temperaturas, es bueno conocer en qué consiste el uso de la grava para nuestro edificio. Se suele utilizar para zonas no transitables, es decir, zonas en las que no vamos a necesitar acceder en un futuro.

Una de las gran ventajas que nos ofrece es que proporciona un acabado resistente y duradero. Es una manera de invertir en mejorar la impermeabilización sin miedo a reparaciones a corto plazo.

Se suele llamar cubierta invertida porque el aislamiento se pone sobre láminas impermeables. Este sistema nos garantiza la protección necesaria de la lámina y con ello evitamos la posible entrada de agua. Esta cubierta nos elimina problemas tales como el envejecimiento y la filtración que aparecen en otros materiales impermeabilizantes.

Por ello, cuando colocamos el aislamiento térmico, la grava, por la parte superior, evitamos esos problemas y aumentamos la protección contra heladas, calor o radiación solar directa.

Se suele poner la grava encima de una membrana de oxiasfalto, una membrana asfáltica, de materiales sintéticos o bituminosa, o de gran calidad como los elastómeros. Todos ellos materiales impermeabilizantes.

No nos olvidemos tener en cuenta que entre el impermeabilizante y el aislamiento superior debemos colocar un geotextil protector para evitar futuros golpes, arañazos o desperfectos que puedan terminar afectando a la capa impermeable.

En Cubiertas Imperdur, S.L. ofrecemos trabajos de impermeabilización de calidad con garantía.