Cada año, las empresas que nos dedicamos a la reparación de tejados en Las Rozas recibimos muchas peticiones de presupuestos para reparar tejados y cubiertas. Las inclemencias climatológicas, especialmente el viento, el granizo o la lluvia son los grandes enemigos de los tejados. El primero El primero mueve las tejas o las baldosas que no están todo lo fijas que debieran, o que se han roto por los impactos del segundo; y el agua de la lluvia  se cuela por los rincones que han dejado las baldosas movidas o rotas llegando a provocar daños importantes en las estructuras de cualquier edificación.

De hecho, generalmente una cubierta no se repara hasta que no se detectan filtraciones en las viviendas inferiores, y cuando esto ocurre, la única solución pasa por la sustitución completa del aislamiento de la cubierta. Los responsables de Cubiertas Imperdur, S.L. tenemos comprobado que, si se revisa periódicamente el estado de la impermeabilización de la cubierta o del tejado, es posible realizar pequeñas reparaciones que prolongan la vida útil del impermeabilizante utilizado.


Hay varios sistemas y materiales diferentes para la impermeabilización de cubiertas y tejados pero no todos tienen la misma vida útil, ni la misma efectividad ni, por supuesto, el mismo precio. Pero tan importante, o más, como el material elegido para reparar la cubierta es la elección de la empresa de reparación de tejados en Las Rozas a la que le encarguemos el trabajo de aplicar el impermeabilizante, y en este apartado, por lo general, lo más barato en principio, acaba siendo lo más caro. Si eliges el mejor sistema o el más caro y falla la aplicación, no servirá de nada y reaparecerán las humedades en muy poco tiempo.